Siempre mente positiva, nunca negativa

Os quiero explicar un sentimiento que me pasó a mí y veo que comparto con muchas mujeres que se acaban de separar, y es la capacidad que tenemos de verlo todo negro, en vez de analizar con mente positiva.

Cuando por fin tuve los papeles firmados llegó el momento de empezar a hacer una vida “normal”,  con mucho tiempo libre para mí. Una de las cosas que me sucedía a menudo era la maravillosa posibilidad de tener el mando de la tele y elegir la película que YO quería ver. Era gratificante por un momento no tener que consensuar con nadie, ni acabar como, casi siempre, cediendo en tus gustos. Pero dentro de esa elección me sucedía una cosa muy curiosa: no quería ver historias románticas, cuando habían sido mis películas favoritas. Y cuando caía en la seducción de los protagonistas, acababa boicoteándome la película con pensamientos como: “Si, ahora tan amable y verás dentro de 10 años”, “Pero que falso, ya verás como esto se acaba en cuanto se le cruce una más joven en su vida”

Y lo mismo me pasaba cuando leía revistas del corazón en la peluquería o en internet. Analizando todos esos pensamientos negativos sobre el amor me di cuenta que estaba proyectando todo mi rencor y frustración en todas esas historias imaginarias que en cualquier otro momento no hubiera dudado de su “happy end

Y es que cuando sufres una perdida emocional los pensamientos negativos te atrapan.  Y a veces hasta te generan adicción. Y te preguntas, ¿Qué pasa si me gusta ser negativo?

Y no estoy hablando de tener mal humor, de quejarte de la situación en que te encuentras. Es ver el vaso medio vacío siempre. Y quiero transmitiros como salí de esa situación con estas cinco maneras de dejar de ser negativa:

  1. Dejar de pensar en lo peor. Si siempre asumes el peor de los casos, estarás constantemente en un estado de pánico. Esta forma de pensar te impide analizar las alternativas posibles pues te centras en la peor de todas.
  2. Dejar de hacer supuestos mentales. Si tu mejor amiga no te contesta rápidamente un whatsApp no significa que pasa de ti, simplemente significa que puede estar en una reunión o realmente haciendo otra cosa. Reemplazar estos supuestos negativos por otros positivos, tales como, “Mi amiga está en una reunión” o “Mi amiga se ha quedado sin batería” te hará analizar la situación con más posibilidades.
  3. Ser flexible. En esta nueva etapa de tu vida, en la que tendrás que conocer nuevas personas, quizás salir de fin de semana con ellas o simplemente ir a cenar, habrás de adaptarte a algunos planteamientos y aceptar esa diferencia como un reto a superar. Es muy importante en estos momentos saber comunicar lo que queremos y hacer peticiones claras. No es lo mismo decir “alguien me puede ayudar” a “¿tendrías algún problema en ayudarme en esto…”
  4. Vive el momento. Si constantemente me preocupo por el mañana, nunca será capaz de lograr cualquier cosa hoy. Concentrarse únicamente en el pasado o en el futuro sólo te provocará ansiedad y generará pensamientos negativos.
  5. Cambia tu perspectiva. Si algo no va bien, hay que replantear la situación para encontrar los aspectos positivos. Muy pocas veces son situaciones o resultados completamente negativos. Muchas veces son retos que nos ayudarán a crecer y aprender. Al ver estos resultados como retos en lugar de fracasos te ayudará a encontrar una perspectiva positiva. No es lo mismo decir “estoy sola otro fin de semana” a “al fin un finde para mi sola”

El fracaso no es la alternativa al éxito. Es algo que debe evitarse, pero es sólo un pequeño obstáculo en un camino muy largo. Todos nos enfrentamos al fracaso de una forma u otra. Lo que realmente importa es cómo reaccionas y aprendes de éste.

Y si no, le ponéis un poco de humor inglés al tema y acabareis riéndoos de esas nubes oscuras que todas nos creamos.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarnos

Winston Churchill

¡Feliz semana!

 

Recommended Posts

Deja un comentario